RED

Recursos de Economía y Desarrollo
Print Friendly, PDF & EmailPDF

vídeos

Perdiendo el norte (2015)

Hugo y Braulio, dos jóvenes con formación universitaria, hartos de no encontrar ni trabajo ni futuro en España, deciden emigrar a Alemania siguiendo los cantos de sirena de un programa de televisión tipo “Españoles por el mundo”. Pero pronto descubrirán que sobrar en un sitio no significa ser necesario en otro y que perseguir el sueño alemán puede tener mucho de pesadilla. / NR-7. +

Escuchamos

Los protagonistas son Hugo y Braulio, dos jóvenes con formación universitaria, pero no encuentran trabajo en España. Tras ver un programa de “Españoles por el mundo” deciden emigrar a Berlín. Durante un mes comprueban que es imposible conseguir un puesto laboral y aceptan trabajar en un restaurante turco. 
Hugo se ve obligado a trabajar de pinche para poder enviar dinero a su familia. Su padre ha sido despedido de una empresa deslocalizada a Polonia, y están a punto de ser desahuciados de su casa. Además su madre lleva un alto tren de vida para aparentar riqueza delante de sus amigas. Su novia Nadia pertenece a una acaudalada familia. Por esas razones, Hugo miente a su familia y a su novia, y les hace  creer que trabaja de ejecutivo en una gran empresa.
Braulio decide ir a una clínica para conseguir dinero donando semen, y allí se encuentra a Soledad, la esposa de su jefe Hakam, con la que llega al acuerdo de dejarla embarazada. Unos días después Hakam recibe la confirmación médica de su esterilidad, pero no se lo dice a Soledad, mientras que ésta tampoco le dice a él que está embarazada.
Hugo y Carla se empiezan a llevar mejor. En plena nochebuena Hugo le regala unas zapatillas nuevas, y al final de la noche se besan. Su novia en España decide viajar a Berlín junto a los padres de Hugo.

Los amigos de Hugo intentan simular una realidad paralela ante su familia y su novia, y Carla se marcha despechada tras descubrir a la pareja Hugo. Al cabo de un tiempo, todos los caminos vuelven a unirse en el maratón de Berlín…

Observamos

No solo dependemos de nuestro empeño y esfuerzo, hay muchos otros factores externos que nos condicionan (dónde nacemos, quién nos rodea, cómo afrontamos las sorpresas imprevistas, etc).

Debemos quitarnos presión por no hacer lo mismo que el resto, pese a que la sociedad puede criticar a quienes no siguen esta senda: estudiar, trabajar, ganar dinero, comprar muchos objetos inútiles, tener pareja, tener descendencia…

Pese a la propaganda sobre la recuperación del Gobierno: Ya hay 2,3 millones de españoles en el extranjero +