RED

Recursos de Economía y Desarrollo
Print Friendly, PDF & EmailPDF

vídeos

Alita: ángel de combate (2019)

Cuando Alita (Rosa Salazar) se despierta sin recordar quién es en un mundo futuro que no reconoce, Ido (Christoph Waltz), un médico compasivo, se da cuenta de que en algún lugar de ese caparazón de cyborg abandonado, está el corazón y alma de una mujer joven con un pasado extraordinario. Mientras Alita toma las riendas de su nueva vida y aprende a adaptarse a las peligrosas calles de Iron City, Ido tratará de protegerla de su propio pasado, mientras que su nuevo amigo Hugo (Keean Johnson) se ofrecerá, en cambio, a ayudarla a desenterrar sus recuerdos. Cuando las fuerzas mortales y corruptas que manejan la ciudad comienzan a perseguir a Alita, ella descubre una pista crucial sobre su pasado: posee habilidades de combate únicas que los que ostentan el poder querrán controlar a toda costa. Sólo manteniéndose fuera de su alcance, podrá salvar a sus amigos, a su familia y el mundo que ha aprendido a amar. Remake del clásico anime de 1993 “Alita, Ángel del Combate”. / NR-12. +

Escuchamos

En el año 2563 el doctor Dyson Ido encuentra una cabeza de androide en el vertedero de chatarra de la Ciudad de hierro, entre los escombros que caen desde una nave, que se considera la “última de las ciudades aéreas” que quedó habitada tras la gran guerra. Este doctor se dedica a reparar partes cibernéticas a humanos y androides y con la cabeza reconstruye a una joven a la que llama Alita. Su personalidad es como la de una niña que está descubriendo el mundo, y allí aparece un joven, Hugo, que le enseña a jugar a una competición de patinaje violento llamada Motorball. 
Alita descubre que su nuevo cuerpo había sido usado por la hija parapléjica del doctor, y que la madre también está en la ciudad de hierro aunque no se relaciona con el doctor.
Durante una noche la curiosidad de Alita le hace perseguir a escondidas al doctor, y entonces comprende que él es un “cazador guerrero”, una especie de cuerpo de mercenarios que hacen el trabajo sucio de acabar con los delincuentes, ya que no hay policía, a cambio de jugosas recompensas. 
Muchas personas sueñan con ser ascendidas a la ciudad aérea, Salem, y por eso tratan de conseguir más y más dinero. 
Alita se ve obligada a proteger a su doctor ante el ataque de tres ciborgs, aunque el más grande (Grewishka) consigue escapar y se refugia en la casa de la doctora Chiren, que también es experta en arreglar cuerpos cibernéticos. 
Alita muestra unas extraordinarias dotes de combate y, poco a poco, va recordando su pasado: tiene 300 años y formaba parte del ejercito de Pantherkust que luchaba contra los humanos en la luna.

Alita acompaña a su amigo Hugo a ver una competición de Motorball, que en su máximo nivel promete al vencedor su traslado a la ciudad aérea de Salem. Vector es el dueño de la liga y la doctora Chiren trabaja para él. Hugo tiene una vida secreta en la que secuestra y desguaza a otros androides para vender sus piezas a Vector. Durante una excursión, Alita entra en una nave sumergida y recupera el cuerpo de un ‘verserker’, el ejército de la Unión de Repúblicas de Marte que luchó contra los terrestres. 

En un principio el doctor se niega a conectar a Alita con ese cuerpo, pero ella se empeña en alistarse como cazadora-guerrera y, en una lucha a muerte contra Grewishka, le mutilan todo el cuerpo y finalmente Ido se ve obligado a conectarla con el nuevo armazón.

Vector, que es un mero intermediario del mandamás de Salem -Nova-, intenta corromper a Hugo y al resto de androides para que destruyan a Alita. Ella muestra su amor por Hugo y le ofrece incluso su corazón diciendo “lo doy todo o no doy nada, así soy yo”, pero él le dice que lo guarde. Al final Alita se inscribe en la segunda liga de Motorball a condición de que Hugo sea su entrenador.

La competición de Motorball se convierte en una cacería contra Alita. Hugo renuncia a su actividad delictiva, pero cuando ella descubre ese pasado se siente traicionada y, ante otro cazador-guerrero se ve obligada a cortarle la cabeza a Hugo. Entonces la doctora Chiren se apiada de ellos y les ayuda a escapar.

El doctor le crea un nuevo cuerpo cibernético, y luego cuenta su propia historia: Nació en Salem pero cuando su hija enfermó tuvo que descender junto a la doctora a la ciudad de hierro. No consiguieron salvarla y ahora él y ella intentan ganar dinero para ser ascendidos de nuevo. Vector entra en acción y desvela cruelmente cuál es la única forma de subir a Salem

 

Observamos